Cada vez que una mamá se despide de nosotros tras una sesión Milk Bath en Cantabria sus últimas palabras son: “Me vuelvo a casa súper relajada”. Para nosotros no hay mayor satisfacción que una sesión de embarazo lejos de nervios y tensiones. Un sesión de maternidad en la que hayáis podido disfrutar y salgáis como si hubierais estado en un spa!

A ver, nuestra bañera no es un jacuzzi en un hotel. ¡Creo que eso ya lo sabéis! Pero, tenemos que admitir, que cuando entráis en la bañera, con el agua caliente y os dejáis llevar mientras os hacemos fotos, la paz reina en nuestro estudio. 

Cerrar los ojos y escuchar la música de fondo. Acariciar vuestra tripita, notar cómo los pétalos de las flores os hacen cosquillas. Solo vosotras, y vuestro bebé. 

Es una experiencia distinta. Y el resultado, unas fotografías naturales de un momento único en vuestras vidas

¿Te animas? Entonces escríbenos con antelación! La sesión Milk Bath la realizamos un mes y medio antes de tu FPP 🙂

sesión milk bath en cantabria 1 - Sesión Milk Bath en Cantabria: Un recuerdo de tu embarazo
sesión milk bath en cantabria 3 - Sesión Milk Bath en Cantabria: Un recuerdo de tu embarazo
sesión milk bath en cantabria 2 - Sesión Milk Bath en Cantabria: Un recuerdo de tu embarazo
sesión milk bath en cantabria 5 - Sesión Milk Bath en Cantabria: Un recuerdo de tu embarazo
sesión milk bath en cantabria 4 - Sesión Milk Bath en Cantabria: Un recuerdo de tu embarazo
sesión milk bath en cantabria 5 - Sesión Milk Bath en Cantabria: Un recuerdo de tu embarazo
sesión milk bath en cantabria 6 - Sesión Milk Bath en Cantabria: Un recuerdo de tu embarazo
sesión milk bath en cantabria 7 - Sesión Milk Bath en Cantabria: Un recuerdo de tu embarazo

Leave A

Comment