Las sesiones Cumplo un Añito siempre son una sorpresa 

Cuando un bebé de 11 meses viene a hacerse sus fotos de su primer año, nunca sabemos cómo va a reaccionar. A diferencia de los bebés de seis, siete meses, que todavía son bebés que literalmente “se irían con cualquiera”, cuando llegan al año nunca sabes por donde te van a salir. Su personalidad está más marcada y comienzan con sus primeras mañas y vergüenzas. ¡Y algunos también empiezan a enfadarse! Empiezan a hacernos ver cuándo se encuentran a gusto y seguros en un lugar. O si por el contrario no les está molando nada de nada la experiencia. 

No sabemos qué esperar de ellos, así que actuamos con cautela desde que entran al estudio. Les observamos, sin abrumarlos a cariños y palabras bonitas. Les dejamos su espacio y su tiempo para que se hagan a nuestro estudio. Para ellos es un lugar nuevo y necesitan sentirse seguros para explorar junto con sus padres.

Con Izadi la sesión de un añito fue un cúmulo de sensaciones. Tuvimos momentos de vergüenza, de cariño, de risas, y también de llanto. Podemos decir que Izadi era un bebé que ya empezaba a sentirlo todo con mucha intensidad! 

Los primeros minutos fueron súper divertidos. Estaba encantada con los juguetes que le dejamos, y estuvo un ratito jugando con ellos, enseñándonos lo que sabía hacer. La verdad es que era genial verla interaccionar con nosotros. ¡Son súper sociables a esta edad! 

Estaba tan contenta que decidimos que era momento el sacar su tarta. Las Smash Cake son sesiones en las que fotografiamos al bebé con un año, y les ponemos una tarta delante de ellos para ver cómo reaccionan. Ellos son especialistas en investigar cosas nuevas. Así que con toda su curiosidad, Izadi se acercó a tocar su tarta. 

Al principio todo parecía divertido…

…Hasta que vio cómo sus manos estaban manchadas de nata. ¡Y ahí empezó el drama! Fue una auténtica locura de risas y llantos durante el rato que le dejamos jugar con ella. Estaba feliz por poder jugar, probarla… y a la vez súper enfadada al ver que se manchaba. Por supuesto, en todo momento sus aitas estuvieron cerquita de ella para proporcionarle un ambiente seguro. Le íbamos limpiando y entreteniendo con juegos y canciones para que, por encima de todo, disfrutara del momento. 

Sus fotos de su primer año resultaron ser preciosas. Porque conseguimos captarle a ella tal y como era y sus diferentes emociones. Felicidad y emoción, y la vez enfado y frustración. La mezcla de sus fotos fue… ¡Para recordar toda la vida! Y estamos seguros de que cuando vea sus fotos de Smash Cake con unos cuantos añitos más, se reirá muchísimo, casi tanto como nosotros en su sesión. 

fotos un anito en portugalete - Izadi: Fotos de su primer año en Bilbao
sesiones de fotos un ano bilbao - Izadi: Fotos de su primer año en Bilbao
fotos un anito en santurtzi - Izadi: Fotos de su primer año en Bilbao
fotos un anito en bilbao - Izadi: Fotos de su primer año en Bilbao
sesion smash cake en bilbao - Izadi: Fotos de su primer año en Bilbao
sesiones tarta cumple bilbao - Izadi: Fotos de su primer año en Bilbao
fotos un anito en sestao - Izadi: Fotos de su primer año en Bilbao
fotos un anito en barakaldo - Izadi: Fotos de su primer año en Bilbao

Info de las sesiones Cumplo un añito:

Se reservan cuando tu bebé ya tiene 8 meses, y fijamos la fecha de la sesión cuando cumple los 11. De esta manera, podréis tener las fotos listas antes del día de su cumpleaños. Se realizan en nuestro estudio en Bilbao, durante una mañana y entre semana. Tienen una duración de una horita y media aproximadamente. Incluye la tarta, el atrezzo, las ropitas y el baño de agua y leche. ¡Nosotros nos encargamos de organizarlo y montarlo todo! Tú solo tienes que reservar y traernos a tu bebé

Leave A

Comment